Niña de 5 años quedó paralítica por jugar a esto. Comparte para que no se repita


“Mamá siento que mis piernas están dormidas”, fue la frase que heló el corazón de Kylee Hoelscher al ver que su pequeña hija Eden, de 5 años, no podía ponerse de pie y lloraba de dolor. Minutos antes había estado jugando y había intentado hacer el clásico puente con su espalda, el movimiento donde uno se sostiene con sus pies y manos pero boca arriba. Kylee jamás pensó que ese sería uno de los momentos más difíciles de su vida…



Rápidamente acomodó a Eden y a su otra hija en el auto y se fueron al hospital. Ese sería el primero de los 52 días que Eden estaría ahí. La niña había sufrido una apoplejía en su columna vertebral y había perdido toda movilidad de la cintura hacia abajo. 




En un principio Eden no podía estar sentada, su vejiga no funcionaba bien y sus padres debían moverla dos veces en la noche para que no se lastimara más al dormir. Hoy tampoco puede regular la temperatura en esa parte de su cuerpo y sus padres deben estar al pendiente para que no sufra mucho calor o mucho frío. 


A pesar de todas las cosas que Eden no puede hacer, el accidente no ha quebrantado su espíritu, ella cree que todo es posible y que algún día podrá recuperar sus piernas como cuando era más chica. El accidente de Eden fue en diciembre del 2015, pero aunque ha avanzado con su tratamiento, el tiempo es crucial y sólo tiene algunos años para recuperar la movilidad.


Si Eden no se rehabilita antes de los 10 años, podría sufrir escoliosis, si no puede sostenerse por ella misma, sus huesos se debilitarán y podría desarrollar osteoporosis temprana o artritis, además esta condición también está afectando sus riñones. 




Los padres de Eden tienen fe en que las terapias que está recibiendo ayudarán a que sus órganos funcionen adecuadamente y además, les ayudan a no perder la esperanza. Por medio de la página de Facebook “Stand for Eden”, comparten con sus seguidores los avances del tratamiento de Eden a la par que crean conciencia sobre su condición y los peligros de hacer esos juegos que involucran movimientos bruscos de la espalda y la columna.


Confiamos en que la vida de Eden regresará a la normalidad, pero para que historias como esas no se repitan, comparte esta historia, podrías evitar serios accidentes.

Recomendados
Recomendados