Gastan millones en ser idénticas y se casan con el mismo hombre. No creerás cómo lo han mantenido engañado




¿Te acuerdas de las escandalosas gemelas de tez morena que querían ser idénticas de los pies a la cabeza? Bueno, te refrescaré la memoria, las chicas curvilíneas de cabello largo y negro han invertido miles de dólares, puesto que a pesar de ser gemelas idénticas ellas en el espejo no se ven nada parecidas, si no era porque una era más delgada, se quejaban de que su boca no era del mismo tamaño y hasta por un lunar en el pie, ¡Así es! Cosas diminutas que cualquier ser humano ¨normal¨ no podría notar, sin embargo ellas…


Desde muy jóvenes comenzaron a suplicarle a sus padres citas con el cirujano, hacían todo porque el cuchillazo llegara a sus cuerpos, sus nombres son Anna y Lucy DeCinque, sin duda con la siguiente fotografía entenderás de lo que hablo: 




Ahora te pregunto ¿Ves alguna diferencia? Bueno, pues ellas se obsesionaron tanto que en más de una ocasión han puesto su vida en peligro, han llegado al grado que ni siquiera sus propios familiares las distinguen. Pero ¿Cuál es el origen de su trauma? 

Resulta que cuando estas mujeres eran pequeñas tenían la autoestima bastante baja, no se sentían bonitas y hasta había días que evitaban asistir a la escuela con tal de que los demás no las vieran, de lo horrorosas que se sentían, así que aquella tarde después de que a Anna le dijeran ¨Cejas¨ en la escuela y que cuando Lucy intentó defenderla las humillaron en el patio escolar, se fueron de vuelta a casa y entre lágrimas hicieron la promesa de que al crecer harían todo lo que fuera con tal de ser bellas.  


La obsesión de las chicas se salió de control, la cuenta de sus padres estaba agotada, ellos sólo tenían la esperanza de que después de cada cirugía las cosas cambiarían, pero siempre querían más. Querían tener un cuerpo perfecto, por ello invirtieron miles y miles de dólares hasta cumplir su meta, en promedio han gastado casi ¡300 mil dólares! en sus chistecitos.  




Comenzaron con los labios, nariz y el pecho, digo es más que obvio ¿No? Con sólo ver la imagen nos damos cuenta que naturalitas, naturalitas, pues no son, pero como en todo, hay un límite y parece que estas hermanitas no lo conocen, pues han desfigurado su rostro a tal grado de parecer muñecas plásticas y créeme no de las bonitas, o pregúntale alguna niña sí las quisieran, ¡Dan miedo! Pero como dicen lo importante es que TÚ te sientas bien y que el mundo ruede, entonces ¿Realmente se sienten conformes con sus cuerpos? 


Por sus problemas de dinero decidieron casarse con un hombre  de mucho dinero, le hicieron creer que solo había una de ellas, su objetivo fue sacarle el dinero para que pagará por las operaciones y una vida llena de lujos y comodidades. Por lo que cada determinado tiempo las hermanas intercambiaban sus papeles, una se quedaba en casa con el marido y la otra salía a descansar y disfrutar de la riqueza de la riqueza de ese pobre hombre. 


El parecido en ambas era tan grande que lograron sostener el engaño por varios años, pero una mañana el esposo se dio cuenta gracias a unos chupetones que había hecho en alguna de las hermanas durante un apasionado encuentro. 

El hombre de inmediato exigió el divorcio y pretendía denunciarlas por los delitos de abuso de confianza y fraude, pero luego de algunas conversaciones ellas confesaron estar enamoradas de él. 

Desde ese momento la relación se hizo de tres personas, ellas en verdad amaban a su esposo y realmente se sentían culpables por el montaje que habían hecho.

Ahora viven arrepentidas por lo que hicieron y todo lo que quieren es estar al lado del hombre que aman. Incluso en recientes entrevistas para la televisión han declarado que su existencia la dedican en hacer feliz a su esposo. 
Recomendados
Recomendados